​El muro de los susurros de Nueva York

  
 Es normal hablar sobre la cantidad de gente que transita por las calles de Nueva York cada día. Los peatones abarrotan las aceras y en hora pico resulta una completa odisea poder llegar a tu destino a tiempo. La estación de Grand Central es uno de los lugares que más llama la atención de la ciudad.
 
  
  Es conocida como la estación de trenes más grande del mundo y una de las atracciones preferidas por las personas que recorren Nueva York en un tour. Pero más allá de ser un emblema arquitectónico y turístico para el país, Grand Central guarda algo más allá de lo normal.
  
  
 Junto al lado de un restaurante llamado Oyster Bar, se encuentra dividida por arcos el muro o galería de los susurros. A primera vista no es nada más que una pared bajo un bello techo renacentista, pero te contamos el misterio: si te ubicas a un extremo de la pared podrás hablar con otra persona que se encuentre al otro extremo del arco y esa persona podrá escuchar perfectamente tus palabras susurradas. Algo que para muchos está fuera de lo normal.
  
  
En medio de tanta actividad, de tanta gente yendo de un lado a otro y de murmullos de gente apresurada podrás ver a muchos turistas comprobando la veracidad del hecho e incluso nunca faltan los románticos que usan el muro para una declaración amorosa.
  
Si vas de visita a Nueva York no dudes en visitar la estación de Grand Central y poder verificar por ti mismo una de las tantas cosas que suceden en esta gran ciudad.

Dirección de la estación: 89 E. Calle 42 y Avenida Park